Aunque comprar una vivienda hoy en día no es el movimiento más arriesgado, sigue siendo una gran inversión. Por eso, antes de llevarla a cabo, es muy importante que estemos seguros.

No solo debemos estar seguros de que queremos comprar una vivienda: también es importante estar seguros de que la vivienda es una buena inversión, que su precio se adecúa a lo que ofrece…

En realidad, son muchas las cosas que deberíamos saber antes de embarcarnos en la compra de una vivienda. ¡Una inversión de esa magnitud no puede hacerse “a lo loco”! Debemos estar seguros y bien informados.

Por eso, en este nuevo post de Santa Lucía Promotora y Constructora, hemos decidido contaros las cosas más importantes que debéis saber antes de comprar una casa.

Porque esta será una de las inversiones más importantes de tu vida. ¡Y queremos que obtengas los mejores resultados posibles!

Verifica el precio de la vivienda

¿El precio del inmueble es real? ¿Se corresponde, en el contexto del mercado, con sus características, ubicación, estado, etc.? A la hora de comprar una vivienda, pagar por ella lo que vale es una de las claves para una buena inversión.

Como ya te hemos contado otras veces, en el Catastro puedes consultar el valor de cualquier inmueble basado en su ubicación, valor de construcción, etc. Eso sí: esta cifra siempre es menor que el precio de mercado.

En un post anterior os contamos cómo podías calcular el valor de tu vivienda. ¡Y estos mismos consejos pueden servirte para descubrir si el precio de la casa que pretendes comprar es justo!

Revisa cuidadosamente la estructura

Es decir, haz una evaluación del estado de la estructura física del inmueble en el que quieras invertir. Muchas veces, al comprar una vivienda, nos encontramos con daños estructurales que encarecen la inversión.

Lo más conveniente es que acudas a un arquitecto profesional para que te ayude a verificar que la casa, efectivamente, está en condiciones habitables (y que no existen daños que te obligarán a aumentar la inversión).

Ten en cuenta la ubicación

Como sabes, la ubicación del inmueble influye mucho en su precio. ¡Pero también en la decisión de qué casa comprar! Al fin y al cabo, esta deberá satisfacer tus necesidades presentes y futuras.

A la hora de comprar una vivienda será conveniente que esta tenga cerca establecimientos e instituciones básicas relacionadas con transporte, educación, salud, recreación, comercios…

Por otro lado, es importante evitar las zonas de riesgo. Y con esto no solo nos referimos a barrios marginales, sino a viviendas situadas cerca de líneas de alta tensión, en zonas con riesgo de inundación o desprendimiento, etc.

Verifica las escrituras, adeudos y otros gastos

Una vez elegida la casa deberás verificar que todas las pesquisas burocráticas y económicas están al día. ¿A qué nos referimos con esto?

En primer lugar, es importante cerciorarse de que un inmueble tiene escrituras, y que las tiene en regla. Las escrituras son la única certeza jurídica de que eres el propietario de esa vivienda.

En segundo lugar, antes de comprar una vivienda, verifica que el vendedor está al día con todos los pagos derivados de la misma: luz, agua, gas, IBI… De lo contrario, al comprar el inmueble estarás “comprando” también esa deuda.

Por último, entérate bien de otros gastos que pueda tener el inmueble como, por ejemplo, los gastos de comunidad. Asegúrate de que podrás hacerles frente y de que, como en el caso anterior, los pagos están al corriente en el momento de la compra.

¿Cómo afrontarás la inversión?

Por último, deberás informarte bien sobre las formas de pago que existen para afrontar una inversión de tal magnitud. A la hora de comprar una vivienda, aunque tengas dinero ahorrado, casi siempre deberás acudir a entidades de apoyo.

Estas entidades casi nunca prestan el 100% del precio de la vivienda, por lo que deberás contar tú mismo con un porcentaje de su precio más la entrada y los costes iniciales de compra-venta (notaría, escrituras, seguro…).

Una vez conozcas esto, ya solo te queda comparar hipotecas en diferentes bancos y entidades para elegir la que más se adapte a sus circunstancias. ¡Y a comprar una vivienda!

 

Si buscas invertir en vivienda, en Santa Lucía Promotora y Constructora tenemos lo que buscas.

Mejor tarde que nunca: hoy os vamos a hablar de las tendencias en el sector inmobiliario para 2021. Este año, el sector afronta nuevos retos derivados de la pandemia y la crisis que esta ha traído consigo.

Pero, como siempre, el sector inmobiliario se ha reinventado para superar estas dificultades y ha establecido tendencias para 2021 que respondan a las necesidades no ya del mercado actual, sino de cada persona individual.

Si estás pensando en adentrarte un poco más en este mercado, ya sea vendiendo, comprando o alquilando vivienda, será muy importante que conozcas las tendencias en el sector inmobiliario para 2021.

Este sector es amplio y, a veces, complicado de entender. Pero también es importante conocerlo para evitar problemas y sacar el máximo partido a nuestras transacciones inmobiliarias.

Conocer las tendencias en el sector inmobiliario para 2021 es una buena forma de conocer la situación del sector, cómo funciona y qué podemos esperar de él durante este período. ¿Preparados?

Aumento de la demanda en zonas con poca población

La primera de las tendencias en el sector inmobiliario para 2021 no sorprende a nadie. Y es que la pandemia ha llevado a muchos al teletrabajo, y este ha propiciado que muchas familias se muden.

La preferencia son lugares con baja densidad de población, tranquilos, en zonas rurales donde los precios suelen ser, de media, mucho más bajos. Aunque esto último parece no preocupar a quienes han cambiado de residencia.

Lo que sí es cierto es que cada vez más personas tienden a buscar hogares en zonas tranquilas, lejos de las grandes ciudades. Y el teletrabajo les ha puesto en bandeja la oportunidad.

Por ello, el aumento de la vivienda en zonas con baja densidad de población, que ya había aumentado a finales de 2020, seguirá aumentando durante este 2021. Esto acarreará, lógicamente, una subida en el precio de este tipo de viviendas.

Aumento de la inversión en vivienda

Otra tendencia en el sector inmobiliario para 2021 es el aumento de la inversión en vivienda. De hecho, la gran mayoría de la inversión inmobiliaria del período se concentrará en vivienda.

Esta tendencia es también una consecuencia de la pandemia: las restricciones de movilidad y los períodos de confinamiento han dejado entrever la importancia de invertir en una buena vivienda.

Además, y como ha ocurrido siempre, comprar viviendas como inversiones seguras y estables es una buena opción. En este sentido, las más solicitadas serán viviendas bien ubicadas, en buen estado, de entre 80-100 m2 y 3 habitaciones.

Estas son las características más demandadas en el mercado del alquiler, por lo que la inversión se rentabilizará prácticamente de manera inmediata si decides invertir en un inmueble de estas características.

La llegada de la era digital

Es cierto que la tecnología ya se había asomado a este mercado, pero en la lista de tendencias en el sector inmobiliario para 2021 es imprescindible destacar que llegará a él la revolución digital.

Por ejemplo, el home staging virtual o la visita virtual a los inmuebles es ya otra realidad en el sector derivada de la pandemia, pero que no parece que vaya a desaparecer junto con esta.

Muchas transacciones de compraventa de vivienda están empezando a utilizar firmas electrónicas y otras gestiones online para agilizar el proceso. También las viviendas inteligentes son cada vez más solicitadas.

¡Y qué decir de la propia construcción! En otras palabras: la tecnología ha llegado para quedarse en cada rincón del sector inmobiliario.

Sostenibilidad y respeto al medio ambiente

Por último, nuestra tendencia preferida en el sector es esta: las viviendas de nueva construcción tienden a contaminar menos y a ser más eficientes energéticamente. Además, se ampliarán las superficies verdes de cada vivienda. Todo esto responde a la nueva legislación europea y al Proyecto 50.

Este proyecto consiste en una iniciativa europea para avanzar en políticas de sostenibilidad y reducir la contaminación. Así, si consigues un certificado de eficiencia con base a este proyecto, tu vivienda o edificio valdrá más en el mercado.

 

Ahora ya sabes qué encontrarás en el mercado inmobiliario este 2021. En un contexto tan cambiante, ¡mejor adentrarte en él de la mano de profesionales! Y en Santa Lucía Promotora y Constructora estaremos encantados de acompañarte.

¿Estás pensando en alquilar o vender tu vivienda? ¿No sabes cómo tasarla? No te preocupes, ¡porque en Santa Lucía Promotora y Constructora te enseñamos a calcular el valor de tu vivienda!

Cuando nos decidimos a descubrir, sea por la razón que sea, el valor de nuestra vivienda, descubrimos también que no sabemos por dónde empezar: ¿qué factores influyen? ¿Cuánto cuestan viviendas similares? ¿Cuál sería el precio justo?

Calcular el valor de tu vivienda puede ser un poco difícil si empiezas de cero. Por eso, en Santa Lucía Promotora y Constructora os vamos a dar algunos datos clave que deberéis tener en cuenta para calcular el valor de vuestra vivienda.

Y, aunque al principio esta tarea pueda parecer imposible, ¡no lo es! Atentos a nuestro nuevo post: en él aprenderéis todo lo que necesitáis saber para que, cuando necesitéis tasar vuestra vivienda, ¡podáis hacerlo sin problemas!

¿Qué factores influyen en el precio de una vivienda?

Lo primero que debemos saber es qué factores influyen en el precio de un inmueble. Por ejemplo: reformar la casa y darle un toque más moderno, aunque pueda ayudarnos a vender, no aumenta el valor de una vivienda.

Pero entonces, ¿qué se valora a la hora de poner precio a un inmueble? El primer factor, y el más significativo, es la superficie de la propia vivienda. Esto es, los metros cuadrados con los que cuenta el inmueble.

Este dato es muy influyente, pero no es determinante ni tampoco el único dato a tener en cuenta: la localización y el entorno son también elementos muy importantes a la hora de calcular el valor de tu vivienda.

Cuando hablamos de entorno en el sector inmobiliario nos estamos refiriendo a todo lo que hay alrededor del inmueble: jardines, colegio, playa… Todas estas comodidades aumentarán o disminuirán el valor de tu vivienda.

Siendo estos los tres elementos principales, existen otros datos o factores secundarios que también influirán: la situación de la vivienda dentro del edificio o urbanización, los materiales, el estado de conservación o los años de antigüedad condicionarán también su precio.

¿Cómo calcular el valor de tu vivienda?

Para calcular el valor de tu vivienda o de cualquier otro inmueble existen diferentes modelos o formas. Principalmente, podemos centrarnos en cuatro métodos que os explicamos a continuación.

Tasación inmobiliaria

Esta es una forma de calcular el valor de tu vivienda a través de profesionales del sector. Los profesionales te asesorarán, te aportarán una visión realista sobre el mercado y el valor de tu inmueble y te acompañarán en el proceso.

Es cierto que existen plataformas online que te ayudan a tasar de manera gratuita tu vivienda. Sin embargo, el precio que te darán siempre será aproximado: si necesitas una tasación exacta, acude a un experto.

Tasación según el valor catastral

Si ya te has adentrado otras veces en el sector inmobiliario te sonará eso del “valor catastral”. Esto es una valoración del inmueble realizada por la Dirección General del Catastro, perteneciente al Ministerio de Hacienda.

Aunque el valor catastral puede darnos un precio aproximado de lo que podría costar nuestra vivienda, este valor no es un valor de mercado. Es decir, que si pretendemos venderla, el precio no debería coincidir con el valor catastral.

El valor catastral nos ayuda a establecer un punto de partida. Sin embargo, en el mercado existen factores que tendrán que sumarse o restarse a la cifra: la oferta-demanda que exista, los materiales del inmueble, etc.

Tasación por comparación

Si lo que buscas es calcular el valor de tu vivienda de manera aproximada, otro método podría ser calcular su valor por comparación. Es decir, comparar tu inmueble con otros similares.

Esta valoración es, en todo caso, relativa: hay que añadir o excluir valor en función de numerosos factores que no coincidan con los inmuebles escogidos para esta comparación.

El problema de este método es que la comparación rara vez es rigurosa, y no tiene en cuenta algunos datos como la posible inflación del precio de alguna de las viviendas escogidas para comparar.

Tasación según el precio de alquiler

Esta tasación se basa en el modelo matemático de valoración Gordon-Shapiro, que busca calcular el valor de una vivienda basándose en la rentabilidad que se espera de ella y en el precio de mercado de la zona donde se ubica.

 

Como ves, existen muchas formas de calcular el valor de tu vivienda. Y, si lo que buscas no es tasar tu vivienda sino encontrar un nuevo hogar para comprar o alquilar, ¡no lo dudes! Ponte en manos de Santa Lucía Promotora y Constructora.